Normas de convivencia

Las Normas de Organización y Funcionamiento (NOF) pretenden ser una ayuda para evitar y gestionar problemas del día a día, fomentando la armonización de los intereses y necesidades de todos los miembros de la Familia que conforma nuestro Colegio Hispano Británico.

En una realidad cambiante como la que vivimos, las NOF no pueden ser un marco rígido donde se recojan las respuestas a todos los interrogantes que se puedan plantear en la convivencia diaria. Deben enriquecerse y adaptarse constantemente con el fin de mantener su vigencia y su aplicabilidad, para ello, es importante la contribución de alumnos, padres, profesores, trabajadores y, en general, de todos los miembros de la comunidad educativa.

El punto de partida de las NOF son los principios y fines de la educación establecidos en la Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo:

  1. La educación en el ejercicio de valores que favorezcan la responsabilidad, la tolerancia, la igualdad y el respeto.
  2. El respeto por los derechos y deberes de todos los componentes de la Comunidad Educativa y la garantía de su protección y defensa.
  3. Igualdad; en el sentido de que todo el alumnado tiene los mismos derechos y deberes básicos sin más distinciones que las derivadas de su edad y de las enseñanzas que se encuentre cursando.
  4. El desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje en un clima de respeto mutuo.
  5. La importancia de la acción preventiva como garantía para la mejora de la convivencia escolar.
  6. La autogestión de conflictos como una oportunidad para la formación, de modo que los centros docentes establezcan sus propios procedimientos de resolución de conflictos que plasmarán en el plan de convivencia.
  7. La participación activa de la comunidad educativa en la elaboración, control del cumplimiento y evaluación de las normas de convivencia del centro y la del profesorado y alumnado en las normas de aula.
  8. La corresponsabilidad de los miembros de la comunidad educativa para conseguir un clima escolar adecuado.
  9. El reconocimiento de la autoridad del profesorado para un correcto desarrollo del proceso educativo. La necesidad de una colaboración e implicación de los padres y madres o tutores legales del alumnado en la función tutorial del profesorado.
  10. La relevancia de los órganos colegiados y de los equipos directivos de los centros en el impulso de la convivencia y en el tratamiento de los conflictos.
  11. La inclusión e integración de culturas, considerando que la diversidad es una condición básica del ser humano, siempre que se respeten los valores constitucionales.
  12. La colaboración de los centros educativos con las instituciones y agentes sociales de su entorno.