El gran viaje de las tribus amazigh a las islas atlánticas

Con motivo de la Semana Cultural, el geógrafo, historiador y arqueólogo Tomás Rodríguez Rodríguez impartió una charla sobre el origen de los comúnmente conocidos como “guanches”, los antiguos pobladores de Canarias, y sus principales características culturales. Se trató de una enriquecedora aproximación sobre los pobladores líbico-bereberes (del norte de África) y sus vínculos con la actualidad. En ella se abordaron muchas cuestiones sobre el pueblo e incluso ayudó a comprender mejor el viaje que tuvieron que cruzar para llegar a poblar nuestras islas… Misterio que aún hoy sigue sin resolverse.

Las islas afortunadas, la Macaronesia, las islas Canarias… Distintos nombres para un mismo lugar: un grupo de jóvenes islas volcánicas en el Atlántico Norte que tiene como vecino al continente africano, territorio con el que entabla vínculos geológicos, culturales, geográficos e históricos. Don Tomás Rodríguez realizó una ejemplar charla, que tuvo como punto de partida la posición geográfica del archipiélago para luego continuar con una retrospectiva histórica del territorio hasta nuestros días, pero haciendo especial hincapié en el período aborigen.

Si hablamos de historia, hablamos de hipótesis y hablamos de certezas. Algunas hipótesis: los guanches llegaron en sucesivas oleadas y algunos estaban asentados en las islas desde el 2000 antes de cristo. Los guanches llegaron porque los romanos, que controlaban el norte de África, los desterraron como medida para evitar cualquier síntoma de rebelión. Tercera hipótesis: los guanches conocían la navegación, aunque sólo fuera costera.

Algunas certezas: los antiguos griegos ya hablaban de la existencia de Canarias. Los fenicios primero, y los romanos después, estuvieron en la isla en varios viajes. El rey Juba II mandó una expedición a las islas, en donde recogió información de la población que habitaba en ellas y retrató algunas de sus particularidades. Última consideración: a pesar de que todos los aborígenes tenían muchos rasgos comunes, existió una gran heterogeneidad en cada una de las islas (los Benahoritas de La Palma, los Majos de Fuerteventura y Lanzarote, los Bimbaches en El Hierro, los Guanches en Tenerife…) en cuanto a sus costumbres y habilidades, como lo era su estilo de vida, el desarrollo de la cerámica o el conocimiento de la escritura, aunque fuese figurativa.

Por último, el profesor Rodríguez también apuntó los enormes vínculos que existen entre América, Europa y África con nuestras islas y cómo esos lazos se fueron imbricando a través de numerosos viajes. Viajes que permitieron el poblamiento de las islas y que consolidaron la herencia genética de los actuales canarios con los antepasados aborígenes, de origen africano. El encuentro terminó con un turno de palabras en donde los alumnos pudieron resolver numerosas dudas sobre el tema expuesto. En definitiva, una experiencia muy enriquecedora.

abril 11, 2019