Semana Blanca 2014

Crónica de la Semana Blanca 2014, viaje realizado al pirineo Catalán por un grupo de nuestros alumnos para practicar esquí y snowboard, durante la semana de carnavales.


La cita era el domingo 2 de marzo en el Aeropuerto de los Rodeos. La hora las 8.15h de la mañana. Alguno llegó más temprano y también a quien se le pegaron las sabanas y llegó un poco tarde, pero todos embarcamos a Barcelona donde nos estaban esperando dos monitores de los que siempre nos acompañan, Gorri y Javi.

Los doce, monitores y niños, salimos en las furgonetas hacia nuestro destino en el Pirineo Catalán: BOÍ TAÜLL, estación en la que ya hemos estado unas cuantas veces y que conocemos perfectamente.

Después de unas cuatro horitas de trayecto, llegamos a la estación justo para la cena y ya el frío era palpable. La temperatura había ido bajando poco a poco hasta llegar a los -2ºC y comenzaba a nevar esa misma noche. Los niños estaban nerviosos y les costó dormir pero, al final lo conseguimos.

Al día siguiente, el lunes, pasamos un bonito primer día de ski…

El martes entró por el Atlántico un temporal de viento y nieve que nos impidió subir a las pistas que permanecieron cerradas debido al intenso viento de más de 80 km/h y al más de medio metro de nieve que cayó, así que pasamos el día en el Resort viendo caer la nieve y protegiéndonos del frío intenso…

Los demás días fueron espectaculares para terminar la semana. De miércoles a viernes disfrutamos de días de sol y poco viento que hicieron que los niños pudieran aprender la técnica del deporte elegido, Ski o Snowboard, de manera que no se notaba ese día de pérdida. ¡Son unos Maquinas estos niños!

Nada más terminar de esquiar, el viernes 7 de Marzo, cogíamos de nuevo las furgonetas, nos adentramos en Francia y nos dirigíamos hasta Irún donde íbamos a cenar y a pasar la noche, para al día siguiente poder visitar San Sebastián, Bilbao, comiendo al lado del Guggenheim, y Santander desde donde teníamos el regreso en avión.

Llegamos a las 23.45 h de la noche del sábado, unos más dormidos que despiertos, pero todos con una sonrisa en la boca. Nos estaban esperando los padres, ansiosos de conocer nuestras anécdotas y ver que la experiencia había sido positiva en todos los aspectos.

Por mi parte, darles las gracias a los niños por el comportamiento que han mostrado y a los padres por la confianza que han tenido en depositar en mis manos la responsabilidad tan grande de llevarlos a la nieve.

Muchas Gracias.

Josetxu Sanchiz (profesor de Ed. Física del Colegio Hispano Británico)