Semana Blanca 2019

«Boarding complete», o será «completed». A estas alturas del viaje y a pocas horas de terminarlo creo que es lo de menos. Un año más, y ya van 21 ediciones, termina una Semana Blanca de Ski del Colegio Hispano Británico, que no ha dejado indiferente a ninguno de los participantes. Ni a los niños, ni tampoco a nosotros los profesores y responsables de este particular viaje, que con tanto cariño y cuidado preparamos como si fuera el primero.

Muchas sensaciones:
– Las físicas: el frío, el hambre, el calor, la pesadez de las botas, la velocidad…
– Las psicológicas: el frío tacto de la nieve, el hambre de una nueva jornada de esquí, el calor de la chimenea cada tarde en el hotel, la pesadez después de una buena cena, la velocidad en que pasan los días…

Cada sensación se multiplica por cuatro en intensidad en este viaje. Por no hablar de los lazos que se estrechan cuando pasan cosas en el grupo. Las negativas, porque hacen darnos cuenta de que somos vulnerables y las positivas, porque nos recuerdan que estamos vivos.

Seré un sentimental pero la idea principal que me ronda, es devolver al ski y a la nieve, tantas satisfacciones personales, familiares y últimamente profesionales que me ha dado la oportunidad de vivir.

Los receptores de este mensaje: nuestros alumnos. Ellos, porque intentamos que aprendan a escuchar, a recibir, a vivir, a disfrutar y a transmitir todas y cada una de las experiencias que se pueden llegar a vivir en todos los momentos del viaje.

Los catalizadores necesarios: mis compañeros profes y responsables. Asunción, Kino, Zenón, Toño y Edurne que han estado en todo momento pendientes no solo de los niños, sino también de mí. De echarme una mano, o las dos, en los momentos mas comprometidos del viaje.

Nuestros anfitriones del Hotel Hermus, Jose Alberto y Nico siempre atentos a ver qué nos falta y cuidando nuestra estancia al detalle, lujo de amigos.

Y por supuesto de mis monitores: Berta, Maialen y Gorri, de los que hemos aprendido y seguimos aprendiendo la esencia de este mundo tan impresionante como es la montaña.

Gracias a todos.

Simplemente espero, que esas “enseñanzas de la vida” que les ayudamos a gestionar, las sepan transmitir en la misma medida que nosotros lo hacemos con ellos.

marzo 12, 2019