El Puerto de Santa Cruz de Tenerife a través de la historia

En el marco de la Semana Cultural vino a visitarnos don José Manuel Ledesma Alonso, Cronista Oficial del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y Presidente de la Tertulia de Amigos del 25 de julio. A través de una brillante y dinámica conferencia el ponente nos narró las etapas que ha vivido el Puerto de la capital de Tenerife (y Canarias) desde que se fundó hasta el momento actual.

02

La vida de un lugar se puede leer a partir de su puerto. Canarias en general y Tenerife en particular, en su concepción de archipiélago e isla, ha vivido toda su historia ligada al mar. Es a partir del mar donde llegan los animales y las plantas y fue a partir del mar donde llegaron los aborígenes canarios desde África. Asimismo, fueron los castellanos, comandados por Alonso Fernández de Lugo, los que, nuevamente a través del mar, arribaron a la isla de Tenerife y dejaron su “santa cruz” para conmemorar su llegada, y comenzar por ahí la conquista de la isla.

Esa bahía de entrada y esa “Santa Cruz” fueron el origen de la actual ciudad capitalina, y fue, como no, la semilla de lo que en su día se acabaría convirtiendo el Puerto. José Manuel Ledesma Alonso fue quien viajó a través del tiempo y las imágenes para narrar a los alumnos de 3º y 4º de la ESO la metamorfosis que ha experimentado el Puerto de la mano de su villa y sus gentes.

[nggallery id=680]

Hilando anécdotas y conectando con todo tipo de dibujos y fotografías, el ponente fue contando la evolución de la capital, al principio poco más que un pueblo de pescadores, hasta nuestros días. Así, expuso cómo, poco a poco, desde los tiempos en que navegantes Colón y Magallanes hicieron escala para sus famosos viajes en los siglos XV y XVI, se fue fortificando y albergando cada vez más navíos en sus muelles. De esta manera, mostró la extensa muralla que tenía, flanqueada desde el Castillo Negro hasta el de San Andrés, pasando por el de San Cristóbal (el que le da nombre a la Calle del Castillo), constituyendo de esta manera, una excelente defensa ante posibles ataques de piratas o marineros. Habló del célebre ataque del Contralmirante Nelson en 1795 y la victoria de las milicias de Santa Cruz ante la marina británica, y explicó como la urbe, junto a su puerto, fue creciendo y ampliando su estatus mientras pasaban los años. Barcos de vela primero, barcos de vapor después, correíllos, ferrys y cruceros fueron cursando el mar y atracando en el puerto por diferentes motivos (aprovisionamiento, comercio, emigración, guerras, turismo) al tiempo que los muelles del puerto iban aumentando más y más, ampliándose y ganando terreno. Así pues, el Puerto fue actor y testigo directo de momentos tan importantes como las epidemias de cólera, la inauguración del tranvía de 1901 o la llegada de la Segunda Guerra Mundial, en donde Tenerife y su puerto también tomaron protagonismo, alojando a barcos alemanes e italianos.

Con todo, José Manuel Ledesma, descubrió la historia que esconde el Puerto, cuyos vestigios y símbolos, como su pequeño faro de 1863, aún siguen ahí para recordar lo que fue. Salpicado con curiosidades y muchas fotografías, el ponente hizo las delicias de los alumnos, quienes plantearon sus dudas y sugerencias al finalizar la exposición, una vez comenzó el turno de preguntas. Es probable que a partir de ese día, ninguno de los asistentes vuelva a ver el Puerto de Santa Cruz con los mismos ojos. A fin de cuentas, “el ahora” es resultado del “ayer”, al igual que el presente es la suma de los momentos vividos en el pasado.

semana-cultural-2014-AVATAR

abril 6, 2017