Fundo Hogar San José

Un mundo casi paralelo, pero que existe dentro del espacio terrenal… Esa podría ser una de las reflexiones a las que llegar tras haber escuchado a D. Ingemar López Ramírez y a Dña. María Guillen; ambos, profesionales sanitarios. Los dos, concienciados de que hay que estar dispuestos a vivir renunciando al bien propio y pensando en cómo podemos aportar al común.

Con esa premisa convertida en filosofía de pensamiento presentaron la ponencia «Fundo Hogar San José», un modelo de vida que permite a alrededor de 100 familias vivir de la siembra y autoabastecerse.

Este colectivo, surgido en la década de los cincuenta, se encuentra situado en el país hermano (Venezuela); a caballo entre la vida rural y el trasiego de la gran ciudad, es capaz de desarrollar todas las tareas necesarias para tener una vida plena, entregada al servicio de los demás a cambio de la ayuda desinteresada y del propósito firme de compartir lo que se tiene.

Esas tareas, que se encuentran justificadas bajo el amparo de las exigencias e inclinaciones de cada uno, carecen de fines mercantiles y están fuera de cualquier tendencia política o religiosa.

Se pretende, con esta manera de vivir, ser personas capaces de evolucionar y de crecer considerando siempre a la colectividad. Los trabajos adquieren la importancia que, quienes los realizan, les den.

Un planteamiento, el de Fundo Hogar San José, que no ha dejado indiferentes a los alumnos de 1º Bachillerato de Ciencias, a tenor de las preguntas e inquietudes que plantearon. La curiosidad por saber más quedó patente durante la exposición de los invitados y la sensación de que, lejos de creer que todos los modelos de sociedad están ya inventados, existen tipologías tan diversas como sorprendentes.

abril 14, 2022