Rafael Clavijo, «un corazón de escamas»

El alumnado de 1º de Bachillerato tuvo la oportunidad de charlar con Rafael Clavijo, autor de una de las lecturas de este curso, concretamente el libro titulado «Corazón de escamas». Rafael nos brindó la ocasión de poder dialogar con él de su novela pudiendo contestar diferentes preguntas que nuestros chicos y chicas se cuestionaban después de su lectura. Fue un momento bastante emotivo, ya que Rafael (antiguo alumno de nuestro Centro) rememoró momentos anteriores como adolescente en estas mismas aulas, haciendo que nuestro alumnado se sintiera muy identificado con un autor que sigue llevando nuestro sello particular a pesar de que hayan pasado algunos años. Desde el Departamento de Lengua Castellana y Literatura queremos agradecer la disponibilidad que siempre tiene con nosotros, además de sentirnos orgullosos de haber contribuido a formar no sólo una gran persona sino un gran literato. Felicidades, Rafael, porque, a pesar de tu juventud, ya has sido un autor muy leído a nivel nacional. Por cierto, Rafael, ¡esperamos pronto tu próxima novela!

A continuación les dejamos con una carta que el propio autor ha querido compartir con todos nosotros.

“Comienzos”

Siempre he sido un afortunado y de verdad que procuro no olvidarlo. Trato que esa fortuna no ocupe un segundo plano en mi vida.

En algunos momentos, resulta complicado mantener un nivel de consciencia sobresaliente, acerca de las oportunidades que he tenido y que, por suerte, me sigue dando la vida.

Muchas veces nos encontramos a nosotros mismos inmersos en una situación de estrés, de un ritmo de convivencia social que no sabemos controlar, posiblemente porque todo avanza muy rápido y porque no nos han enseñado a vivir en mundo que ya no es el que era ayer mismo.

Los avances recientes ya no están de moda hoy; y los avances actuales quedarán muy pronto obsoletos.

Cómo conseguir mantener un rumbo constante y certero en una realidad de aguas cambiantes me resulta interesante, sobre todo para reflexionar y pensar. Por cierto, pudiera llegar a dar la sensación de que eso de pensar no hace falta, porque hay máquinas que ya lo hacen por nosotros…

Nos equivocamos. Yo me equivoco casi a diario en ese sentido.

¿Qué camino sigo, con tantas posibilidades ahí fuera? ¿Qué objetivos persigo, si a día de hoy nos lo dan todo masticado en Internet?

¡Qué preguntas tan complicadas! Sin embargo, con el enfoque adecuado, responder no es del todo difícil:

La rebeldía es la respuesta. Llevar la contraria a cualquier corriente, tendencia, moda, hábito o pensamiento que nos aleje de lo único que resulta verdaderamente importante: nuestros comienzos.

Pobre de mí si intentara huir de quien soy o del lugar del que procedo. Pobre de aquellos que se olviden de dónde vienen, de qué colegio les vio crecer, de qué profesores les enseñaron y de qué personas les dijeron “tú puedes conseguirlo”.

Cada vez que me siento perdido o aturdido por una actualidad que en ocasiones no entiendo, vuelvo a mis comienzos.

Volver a visitar esos álbumes llenos de fotos de la infancia me sitúa de nuevo en el camino de valorar, como siempre intento, a la familia y el cariño de los tuyos. Cuando yo mismo vuelvo a visitar esas fotos, veo a un niño sonriente, feliz, rodeado de amigos…

El escenario de muchos de esos recuerdos es, en mi caso, el Colegio Hispano Británico, junto con todos sus profesores.

Por eso, volver para mí es, ya no solo importante, sino vital. Visitar el colegio es una de las formas que tengo de decirme a mí mismo: “tranquilo, todo está bien; sigues siendo ese niño sonriente, feliz y rodeado de amigos…”.

Aprovecho una vez más para dar las gracias a los profesores por su apoyo y su cariño. En especial, por supuesto, gracias a ti, Rubén, querido maestro.

Cuento los días para volver al principio, para visitar a quienes me vieron crecer.

Rafael Clavijo

junio 18, 2021