Y la palabra cobró vida

…Y entonces todo comenzó. Un rayo de inspiración brotó como un eco desde lo más profundo de mi alma…

En ocasiones, sentimos la necesidad de hacer partícipes de nuestras emociones a los demás, aunque en la sociedad actual esto no siempre resulta fácil. Y descubrimos, casi sin percatarnos de su importancia, que el vínculo para plasmar esos sentimientos es la escritura.

Desde que el ser humano ha empezado su andadura en el difícil arte de la literatura, muchos han sido los instrumentos utilizados para ello (una pluma con su tintero, las estilográficas, el bolígrafo, la máquina de escribir, hasta llegar a la era informática, donde hoy en día se ofrece la posibilidad de acceder a la lectura virtual).

Leer es siempre positivo y enriquecedor sea cual fuere el soporte empleado. La sociedad actual ha evolucionado tecnológicamente de manera vertiginosa, pero en paralelo ha dejado por el camino, como si de un pesado lastre se tratara, la carga emocional inherente al ser humano. Cual retazo del libro de José Eustasio de Rivera -La vorágine- cobrara vida, la era tecnológica enreda a la sociedad en su extensa tela de araña no pudiendo desenredarse entre móviles multimedia, ordenadores dotados incluso de personalidad propia y otros artilugios dispuestos a minimizar lo que nos caracteriza como persona: nuestra capacidad de raciocinio y de elección. Por tanto, sería conveniente hallar el equilibrio entre el arte y la tecnología, pero siempre recordando nuestra emotividad intrínseca a la condición humana.

…desgranándose en palabras, trazadas en el papel y dispuestas a permanecer vivas y para siempre en el recuerdo de nuestras voces…

Departamento de Lengua Castellana y Literatura

Pueden visualizar las obras de los alumnos de 1º de Bachillerato en formato digital desde los siguientes enlaces:

julio 5, 2021